La formación morada critica «la defensa de la construcción por fases de los centros educativos «por el elevado coste del mantenimiento para los Ayuntamientos»; nos parece una tomadura de pelo”.

GETAFE/  25 JULIO 2020/.- El Grupo Municipal Podemos Getafe considera que las palabras de la concejala Mirene Presas en el Pleno del Ayuntamiento de Getafe, celebrado este jueves, defendiendo la construcción por fases de los centros educativos de Getafe «por el elevado coste de mantenimiento para los Ayuntamientos», es una tomadura de pelo a las vecinas y vecinos de los barrios de Buenavista, Los Molinos y el Bercial”.

Según ha explicado la concejala de Podemos Getafe, Isabel Espinosa, “en la oposición del Partido Popular a la proposición presentada por PSOE, Podemos y Más Madrid sobre los problemas de escolarización de los niños y niñas de Getafe, la concejala Mirene Presas nos ha dicho que ellos siempre votan contra la construcción por fases, pero que les parece una buena medida de ahorro para las arcas municipales «por el elevado coste de mantenimiento de los centros de primaria para los Ayuntamientos» en los nuevos desarrollos urbanísticos”.

 

Para Podemos Getafe “se trata de un insulto a las vecinas y vecinos de los barrios de Los Molinos, Buenavista y el Bercial, sin ir más lejos, quienes siguen sufriendo el modelo de construcción por fases impuesto por el gobierno regional del Partido Popular y Ciudadanos. Y, por supuesto, un nuevo menosprecio evidente de la derecha a la educación pública. Decenas de niños y niñas no disponen de plaza educativa en su barrio de Los Molinos por la falta de centros y el coste de mantenimiento del edificio es una excusa barata”.

 

Isabel Espinosa defiende que “lo que explicaba la proposición sobre la construcción por fases era que retrasa de manera intencionada la apertura de nuevos centros públicos en los nuevos barrios , algo que se ha demostrado una realidad, no solo por los hechos que podemos comprobar en nuestros barrios, sino por las palabras de la concejala del Partido Popular. Es evidente que lo hacen para favorecer los intereses de los buitres que se lucran del modelo educativo de la derecha, pero querer taparlo como un ahorro de mantenimiento de los edificios es una tomadura de pelo”.