La Comunidad de Madrid ha presentado el Plan Vive de vivienda para jóvenes con precios de entre 600 y 1000 euros al mes

GETAFE/ 16 FEBRERO 2021/.- El Grupo Municipal de Podemos Getafe ha denunciado la oferta pública de vivienda del gobierno regional destinada a jóvenes al considerarla, según la concejala Isabel Espinosa, un “rescate a las promotoras”.

El gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso ha presentado el Plan Vive para abordar el problema de los precios del alquiler en la región y garantizar la asequibilidad de los alquileres para la juventud. Recientemente, se han publicado los precios de estas viviendas, cuya cifra se sitúa entre los 600 y 1000 euros al mes. “En algunas zonas se sitúa incluso por encima de los precios del mercado”, denuncia Espinosa.

La franja de edad que va entre los 25 y los 34 años han visto “mermados sus ingresos en salarios: de 21.885 que ganaban de media en 2008 a 21.085 casi una década después. Estos datos se han visto mejorados por las recientes subidas del SMI, hasta un mínimo de 13.300 euros anuales netos para un contrato de 40 horas semanales, pero es evidente que la situación económica de la juventud trabajadora en la región sigue estando muy precarizada. Los y las jóvenes que ganan el salario mínimo, que el PP no quiere subir, no podrían pagar más de 300 euros al més”.

Desde el Grupo Parlamentario Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid ya han denunciado “la ineficacia de la única política en materia de vivienda de este gobierno regional” y advierten que “las promotoras inmobiliarias se llevarán una rentabilidad del 6% con esta operación, cuando la rentabilidad del mercado ronda ahora mismo el 4%”.

“Nos preocupa que estas viviendas al pasar los quince años pierdan su condición de viviendas de protección pública y las empresas comercializadoras aprovechen para incrementar el alquiler como vemos que viene sucediendo en otros casos similares”, añade la concejala de Podemos Getafe. “Por eso, en Podemos defendemos que las viviendas públicas de alquiler deberían ser construidas y gestionadas desde lo público, para evitar que acaben en manos de fondos buitres, como ha pasado en los molinos y Buenavista, así como en otros pueblos de Madrid. Recordemos que España es el país con menos parque público de vivienda en Europa”