El Grupo Municipal Podemos ha presentado una proposición para el Pleno, que se celebrará el próximo 21 de octubre, en defensa de unas pensiones públicas dignas como apoyo a la manifestación que tendrá lugar el 16 de octubre en Madrid

GETAFE/ 8 OCTUBRE 2019/. El Grupo Municipal Podemos presentó la semana pasada una proposición para el próximo Pleno en defensa de unas pensiones públicas dignas, como reconocimiento a la lucha de nuestros mayores en todo el territorio nacional desde hace tres años y a las marchas que se están desarrollando estos días desde diversos puntos del territorio y que culminarán con la manifestación del próximo miércoles 16 de octubre por las calles de Madrid.

“Cada lunes miles de españoles se concentran frente a los Ayuntamientos de nuestros municipios. Getafe no es una excepción; es nuestra obligación hacernos eco de sus demandas y reclamaciones. Nosotras les apoyamos cada lunes y son ellas y ellos quienes nos han pedido que llevemos sus exigencias al salón de plenos para que el resto de formaciones políticas se pronuncien” ha explicado Alba Leo, portavoz del Grupo Municipal Podemos en el Ayuntamiento de Getafe.

También ha explicado cuales son las demandas más importantes que recoge la proposición: “pedimos reestablecer la edad de jubilación a los 65 años, como ya hizo el Grupo Parlamentario confederal de Unidas Podemos en mayo de 2018; no penalizar la jubilación anticipada; derogar las reformas laborales de 2011 y 2013 y, por supuesto, la revalorización automática de las pensiones en relación al IPC real anual y que esta se vea reflejada en la Constitución”.

Para el Grupo Municipal Podemos es también fundamental “eliminar inmediata y permanentemente el factor de sostenibilidad, así como incrementar las pensiones mínimas y las no contributivas, avanzando en un calendario de mejora hacia los objetivos de la Carta Social Europea”.

Según Alba Leo “no podemos olvidar la demanda del colectivo de pensionistas de regular la posibilidad de elección de los 240 mejores meses de la vida laboral -y sin que necesariamente hayan de ser consecutivos- para el cálculo de la base reguladora, de modo que no se perjudiquen las carreras profesionales irregulares. Esto tiene un efecto reductor en la brecha de género que existe en las pensiones”.