Lucía Pérez fue, el pasado 8 de octubre, una más de las mujeres que son asesinadas cada 36 horas en Argentina. Lucía, además, tuvo que sufrir tortura y abusos sexuales, siendo drogada, violada y empalada.

El pueblo argentino no es indiferente a esta realidad. Su movilización en los últimos años ha sido ejemplar y esta ocasión 50 organizaciones feministas han convocado la primera huelga general de mujeres de su historía, en las que no se realizaran ningun trabajo remunerado, no remunerado ni de cuidados. La suspensión de actividades durará tres horas y cuenta con el apoyo de centrales sindicales y partidos políticos. A esta huelga se han sumado organizaciones de otros países americanos como Nicaragua, Honduras y México. En otros casos se plantean también paros de mujeres como en Paraguay, Perú, Bolivia y Argentina.

Seguir leyendo el artículo original…