Carta abierta de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón

Queridas compañeras, queridos compañeros,

El resultado que hemos obtenido en Catalunya no es satisfactorio ni se corresponde con el esfuerzo y el compromiso que Podemos ha volcado en esta cita clave. Queremos asumir este traspiés, rendir cuentas y compartir una breve valoración para explicarlo y extraer lecturas para encarar el reto de las próximas elecciones generales.

Sabíamos que las elecciones catalanas no eran un escenario políticamente sencillo, porque llegaban atravesadas por una dinámica de polarización nacional con la que no estábamos de acuerdo y que queríamos pero no hemos sido capaces de atravesar. Sabíamos que no eran unas elecciones normales y que debíamos apostar por conformar un polo catalán, una candidatura ciudadana y popular que, frente a la dinámica de bloques a la que nos querían arrastrar, dibujase una tercera posición con todos los que están a favor de profundizar la sacudida democrática que la gente común ha protagonizado primero en las plazas, después en las elecciones europeas y que ha llevado a que las principales ciudades de España tengan alcaldías del cambio.