asambleaciudadana_Getafe

-En cuanto a las propuestas organizativas se acuerda lo siguiente:

En la línea de democratizar lo máximo posible la estructura del partido en constitución se acuerda que la periodicidad de las asambleas ciudadanas, máximo órgano de decisión, es suficiente siempre y cuando se generen los mecanismos necesarios de control; para ello una herramienta eficaz sería algo similar a una ILP interna del partido que posibilitaría, con las firmas suficientes, un 5%, elevar una propuesta para su posterior votación popular. Como ejemplos para los que sería útil esta medida están: la convocatoria de asambleas extraordinarias o la revocación de algún mandato, variando el porcentaje en función de si la revocación es para un único miembro o para más de uno, así como cualquier iniciativa propositiva surgida de las bases en los intervalos entre asambleas ciudadanas. Nuestra intención es mantener cierta estabilidad en los órganos del partido, entendiendo que las medidas adoptadas tienen recorridos amplios y también la logística y el esfuerzo que hay que poner en juego para preparar eventos de la magnitud de una asamblea de estas dimensiones, y posibilitar también que ante las necesidades surgidas en cualquier momento exista un mecanismo desde el que poder intervenir sin tener que esperar los tres años establecidos para convocar una asamblea.

En cuanto a la elección de los miembros de los órganos surgidos de las asambleas ciudadanas, proponemos que los y las integrantes del consejo de coordinación, por su carácter ejecutivo junto con la portavocía en los períodos entre asambleas, sean veinte y su elección se realice de la siguiente forma: diez miembros elegidos por el o la portavoz y los diez restantes los más votados del consejo ciudadano, que es elegido directamente por el máximo órgano rector que es la asamblea ciudadana, evitando en lo más posible cualquier arbitrariedad en la designación de cargos que pueda surgir.

-En cuanto a los compromisos éticos se acuerda lo siguiente:

Defender la aplicación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sin explicitar los ámbitos dado que entendemos que dejar algún espacio sin mencionar como el cultural, económico podría llevar a equívoco o invisibilización, por tanto defendemos la Declaración Universal de los Derechos Humanos sin más.

Trabajar a favor de la recuperación de la soberanía popular, democrática y de los bienes comunes y públicos.

Velar porque la participación en PODEMOS sea libre, voluntaria y abierta a todas las personas que comparten la defensa de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el método democrático de participación ciudadana y directa. Hemos decidido eliminar “sin distinción de su estatus civil”, por entender que resulta insuficiente y deja fuera muchas otras distinciones que se podrían añadir y lo por tanto la fórmula “todas las personas” nos parece más inclusiva.

Promover que PODEMOS no se convierta nunca en una plataforma al servicio de profesionales de la política, para lo cual todos los cargos electos de PODEMOS aceptarán:

  1. la limitación salarial que establezca PODEMOS con carácter general para cada nivel de representación. Entendemos que la limitación salarial que establezca la organización ha de estar por encima de cualquier otra limitación que se pueda establecer.

  2. La limitación que establezca PODEMOS con carácter general sobre el número de funciones públicas que pueda desempeñar una única persona. La enmienda en este caso es análoga a la anterior: las limitaciones que establezca la organización han de estar por encima de cualesquiera otras que se puedan establecer.

Por último, nos gustaría incluir un punto más a los compromisos éticos, que es el siguiente:

Los aspirantes a participar como candidatos en procesos electorales, antes de ser incluidos en las listas electorales deberán firmar su conformidad con la renuncia a su cargo en caso de ser revocados por la ciudadanía.

-No se ha llegado a consenso en torno a la ponencia política.